¿Tus ruedas son buenas para una E-Bike?

¿Tus ruedas son buenas para una E-Bike?

Las e-bikes o bicis eléctricas (pedelecs) ya son una realidad. La demanda y necesidades de los usuarios se han adelantan a la propia industria, sobre todo en los componentes de la bicis eléctricas de montaña. Para este año son muchos los fabricantes que han lanzado componentes específicos, diseñados teniendo en cuenta las exigencias del incremento de potencia y peso, concretamente en los nuevos estándares en las medidas de los bujes y llantas.

Si partimos del aumento de potencia que aporta el motor, limitado por el Reglamento de General de Vehiculos a 1000W, esto significa que se cuatriplica prácticamente la potencia de pedaleo continuo de un ciclista normal. No obstante, lo que realmente pone en aprieto la resistencia de los componentes del sistema de transmisión; plato, cadena, piñones, ruedas..., es el par (torque). Para entendernos es la fuerza que aplica el motor, y se está llegando a pares por encima de los 70Nm, en la mayoría de los motores del mercado como son Bosch, Shimano, Yamaha o Brose. Si comparamos con los valores medios de par que un ciclista puede generar en su pedalada, de unos 50Nm, el sistema de transmisión de una e-bike transmite más del doble de fuerza que una bicicleta sin pedaleo asistido.

Por estas razones, unido al mayor peso de la bicicleta eléctrica que este entorno a los 20 kg. (motor, baterias, cuadro más robusto), supone que las ruedas sean el componente donde los esfuerzos y cargas sean mucho mayores comparado con una mountain bike sin asistencia en el pedaleo.

Características de los bujes e-bikes

A continuación, vamos a detallar las diferencias principales que ha de tener una rueda para e-bike, para asegurar una resistencia, rigidez y fiabilidad suficiente.

Los bujes deben de soportar el par aportado conjuntamente por el motor y la pedalada del ciclista. Por lo que sobre todo el núcleo que sujeta el cassette deben ser de los materiales y robustez adecuada. Por ello que los nucleos empleados son de acero tanto para transmisión Shimano como para Sram XD.

Respecto a las medidas de los bujes, de forma generalizada, las bicis eléctricas emplean bujes más anchos para incrementar la rigidez y permitir montar neumáticos más voluminosos, es por ello que se está estandarizando el Boost, aunque también hay marcas que apuestan por las medidas de 150mm o 157mm.

El sistema de trinquetes, a parte ser robusto para transmitir la potencia adicional del motor, debe tener una mayor durabilidad ya que otro aspecto que diferencia las e-bikes con las bicicletas convencionales es la cantidad de kilómetros acumulados y la velocidad media que alcanzan durante un mismo periodo de tiempo. Incrementando considerablemente el desgaste. El sistema Rachet de DT SWISS de los modelos 350 y 240s cumple con estos requisitos de durabilidad, resistencia y fiabilidad con poco mantenimiento. Las opciones de 18 y 24 dientes son las más adecuadas para las bicis eléctricas, ya que los dientes son más robustos y tienen un mejor rendimiento.

La opción de 32 radios es la óptima y la que mejor relación rigidez/peso aporta a la rueda. No obstante, debido a la mayor cantidad de kilómetros y que las cargas a soportar son mayores, el tipo o modelo de radio debe tener una resistencia a la fatiga mayor. Esto se consigue realizando un tensionado correcto y con radios de mayor diámetro como son los de 2.30mm. Una opción recomendable para reducir peso en el conjunto de las ruedas son los radios conificados, en concreto los DT SWISS Alpine III con triple conificado de 1.85 mm en su parte central y 2.34mm en la cabeza del radio. Es ahí donde se produce la mayor concentración por su forma acodada y al anclarse en ala del buje.

Las cabecillas también deben de tener mayor resistencia, siendo las cabecillas de latón más resistentes que las de aluminio y permiten aplicar mayor tensión a los radios, aunque también son más pesadas. El refuerzo en los ojales de las llantas donde apoyan las cabecillas, también permite incrementar la tensión de los radios, pero al mismo tiempo supone un incremento del peso y de la inercia de la rueda.

El mejor compromiso entre resistencia, peso y soportar altas tensiones es la tecnología PHR de DT SWISS, donde las cabecillas de aluminio apoyan en unas arandelas de latón que se sitúan entre la llanta y las cabecillas para aumentar la superficie de contacto. De esta manera se reduce la concentración de tensiones en la llanta reduciendo la posibilidad de fisuración en los ojales, sin un incremento de peso apreciable.

De todos modos, las llantas de una bicicleta eléctrica deben de tener una resistencia mayor como al igual que el resto de los componentes de una rueda, incluso superior a los modelos de Enduro. Las llantas específicas para ruedas de las bicicletas con asistencia al pedaleo tienen mayores espesores, pasando al límite máximo de peso del conjunto bicicleta-cliclista de 120kg a 150kg, para soportar el incremento del peso del motor, las baterías y resto de componentes. 

Por otra parte, la tendencia del mercado de las e-bikes es montar neumáticos de mayores dimensiones e incluso los neumáticos Plus, partiendo 2.3" hasta 3.0". Para poder encontrar la mejor relación del ancho de la llanta con la del neumático puedes consultar el anterior artículo en nuestro blog, mediante la siguiente tabla de compatibilidad.

Las perfiles disponibles varían de ancho interior de 25mm a 35mm en 27.5", y de 30mm para 27.5" y 29".        

           

 

En nuestro configurador de ruedas personalizados DT SWISS Custom Wheel, hemos incluido el nuevo modelo e-Wheel, donde fácilmente puedes comparar las diversas opciones y precios.

 

Si tienes alguna duda o no encuentras la configuración que se ajuste a tus necesidades, envíanos un mail a info@bitech.es, y un asesor técnico se pondrá en contacto contigo.